PORTADA>> La Legislatura

Zapatero busca pareja de baile
Por Roberto Rodríguez

Las elecciones del 9-M han dejado un panorama político comprometido para el nuevo Gobierno de Rodríguez Zapatero. Después de una legislatura en la que la estrategia del Partido Popular ha sido la crispación, el resultado de estos comicios deja claro que Mariano Rajoy no ha trabajado en balde. El PSOE ha ganado las elecciones con 5 escaños más que hace cuatro años, pero el PP ha recuperado 5 escaños, aunque su número de votos es similar al de los anteriores comicios.

Con los resultados en la mano, la formación del futuro gobierno no será fácil para Zapatero. Para investirse como presidente necesita el apoyo de 7 diputados, y con los porcentajes oficiales, las negociaciones serán duras.

El primer interlocutor de Zapatero deberá ser Convergencia i Uniò (CiU). Sus diez escaños son una buena justificación. Y tres puertas se abren en esa posible negociación. Durán i Lleida ya ha manifestado que desearía un ministerio en caso de ser decisivo en la formación de Gobierno. Aunque desde la perspectiva socialista esta posibilidad carece de fundamento. Otra de las posibles peticiones de CiU podría sugerir ceder el gobierno de la Generalitat. Por amplias que sean las diferencias en el seno del tripartito catalán, un golpe de estado de tal magnitud se hace inviable en una comunidad con tantos problemas de gobernabilidad en los últimos cuatro años.
(Grafico: Ángel González)

La tercera vía puede recomendar un pacto en el ámbito económico, con mayor inversión pública, o político, con el cumplimiento del estatut entre otras medidas. En cualquier caso, la dependencia de CiU haría que una vez más la influencia de Catalunya volviese a ser fuerte en Madrid.

La segunda opción es el Partido Nacionalista Vasco (PNV). A pesar de haber perdido un escaño con respecto a la anterior legislatura, su apoyo, unido al de Izquierda Unida son suficientes. Cuál será la oferta de Zapatero definirá el modelo de estado que persigue. Esto porque Ibarretxe podría insistir en la consulta popular para la independencia del País Vasco. Zapatero deberá volver a utilizar su mano izquierda, en ocasiones calificada de engaños, para ganarse la confianza del Lehendakari.

La última opción, pero no por ello menos falta de viabilidad es la negociación con partidos minoritarios. La opción Izquierda Unida (IU-ICV), Bloque Nacionalista Gallego (BNG), Coalición Canaria (CC) es un puzzle que no tendría tantas repercusiones políticas y que encaja con la actitud negociadora de Zapatero.  La derrota de IU le convierte en un aliado “barato”. Coalición Canaria habitualmente se deja seducir por el poder y los gallegos del bloque ya gobiernan en coalición con los socialistas en Galicia.

Panorama rebuscado en una tesitura bipartidista en la que los extremos se van encogiendo y donde los nacionalistas conservadores mantienen su poder. En cualquier caso Zapatero tiene ahora la decisión en su mano.

arriba
PARTIDOS POLÍTICOS
FOTOGALERÍA
DATOS ELECTORALES
FOTOMATÓN
>> PP
>> ICV
>> CIU